Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Noticias

Innovador tratamiento llegará a Panamá para enfrentar la obesidad

La obesidad, una afección caracterizada por un exceso de acumulación de tejido adiposo en el cuerpo, ha emergido como una preocupación de salud de proporciones epidémicas en todo el mundo. Esta condición médica, que conlleva un aumento significativo en el riesgo de enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes, hipertensión y ciertos tipos de cáncer[1], plantea un desafío multifacético para los sistemas de atención médica y las comunidades en general.

En el contexto panameño, la magnitud de este problema no puede ser subestimada. Según datos de La Caja del Seguro Social de ese país, el 90% de la población está lidiando con sobrepeso, y una alarmante cifra de una de cada cinco personas padece obesidad[2]. Las proyecciones de World Obesity son aún más preocupantes, estimando que para el año 2035, el 42% de los adultos panameños podrían estar lidiando con este mal. Esta proyección implica un incremento anual del 2,8%, una tendencia que exige una acción decidida e inmediata[3].

De acuerdo con el doctor Alejandro Salvatierra, gerente médico de diabetes, obesidad, urología y osteoporosis de Asofarma, la obesidad representa una enfermedad de naturaleza compleja y multifacética, a menudo manifestándose en la infancia y adolescencia, y surge como resultado de la interacción entre factores genéticos y ambientales. Esta interacción da lugar a un desequilibrio entre la cantidad de energía consumida y la cantidad de energía gastada. 

No obstante, en numerosos países, esta continúa siendo erróneamente vista como un asunto meramente estético, y en gran medida se atribuye el aumento de peso a la falta de voluntad por parte de los individuos afectados. 

“Este enfoque culmina en la discriminación que enfrentan aquellos con obesidad, no solo en su vida cotidiana, sino también en el entorno médico de nuestras naciones. Lamentablemente, en muchas ocasiones, los pacientes con obesidad no reciben la atención médica adecuada y su condición no es abordada de manera óptima. Resulta evidente que el enfoque actual para tratar este mal no está dando los resultados esperados, como lo demuestra su persistente aumento en la prevalencia”, acotó el especialista.

Nuevo tratamiento

En este contexto, emerge un rayo de esperanza para los panameños que enfrentan el desafío de la obesidad crónica. Un tratamiento innovador llegará a las manos de aquellos que buscan abordar su peso de manera efectiva. Diseñado para complementar un enfoque holístico que involucra una dieta baja en calorías y una mayor actividad física, este tratamiento se presenta como una oportunidad para enfrentar el sobrepeso crónico en adultos.

“Es de suma importancia destacar que los panameños próximamente tendrán acceso a una herramienta adicional en la lucha contra esta problemática. Este tratamiento está especialmente diseñado para individuos con un índice de masa corporal inicial de 30 kg/m² o más, o de 27 kg/m² o más en el caso del sobrepeso, en presencia de al menos una condición comórbida relacionada con el peso, como la hipertensión, la diabetes mellitus tipo 2 o la dislipidemia”, subrayó el Dr. Salvatierra.

Es importante destacar que, para consumir este medicamento, las personas también deben tener una alimentación balanceada, realizar ejercicio y tomar ocho vasos de agua al día, además que, a medida que se avanza en la comprensión de la obesidad como una afección médica compleja y desafiante, este nuevo tratamiento brinda una oportunidad para mejorar la calidad de vida de aquellos que luchan contra ella. Sin embargo, es fundamental recordar que un enfoque completo y continuo, que abarque la educación, la sensibilización y el acceso a opciones de tratamiento, es esencial para abordar este problema de salud global de manera eficaz y sostenible.

Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarle la experiencia más relevante recordando sus preferencias y visitas repetidas. Al hacer clic en "Aceptar", acepta el uso de TODAS las cookies.